;
;
;
 
 
;
BLA, BLA, BLA… DEVOTO DE SAN BLAS

Este suelto va para usted, devoto de San Blas, porque seguro le ha sacado el Santo de algún apuro relacionado con la garganta.

No será el primero ni el último en acudir al santo protector de la voz, cuya fiesta celebramos el 3 de febrero, para pedirle ayuda, o para darle gracias por su protección.

Y es que la boca, la laringe y la faringe son tres piezas muy preciosas en el organismo humano.

Lo malo es que, así como sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, es lástima que solo pensemos en acudir a San Blas al sentir algún tropiezo en la marcha de nuestra garganta. Y es que la boca, el cuello y la garganta juegan un papel importante en nuestra vida.

Ya Esopo sentenció que “la lengua es la mejor y la peor de las cosas”. Y Santiago, en su carta apostólica, afirma que un miembro tan pequeño es como el timón de la nave, que rige la vida del hombre.

Aunque su boca y su garganta estén sanas, como yo deseo, de todo corazón, o precisamente porque lo están, no dejemos nunca de pedir a Dios la ciencia de saber hablar, comer y beber como es debido; ni dejemos nunca de agradecer ese don maravilloso de la Palabra y del gusto. ¿Se lo ha planteado usted alguna vez en la vida?.


J.T.
 
;
Papa Francisco
Papa Francisco
Santa Eulalia
San Roque
 
 
 
;
 
Copyright © 2013 Parroquia Santa Eulalia de Arealonga (Vilagarcía de Arousa). Todos los derechos reservados