;
;
;
 
 
;
Conductores novatos

En otros tiempos los coches de las Autoescuelas lucían en el cristal trasero la siguiente inscripción: “Recuerda que también usted aprendió a conducir”.

Todo un acierto tal aviso a los conductores impacientes por tener delante un aprendiz de chofer, que dificulta sus movimientos en la jungla de asfalto. Buen toque psicológico ése de traerle a la memoria los tiempos aquellos en que era él quien ponía nerviosos a los veteranos del volante.

A todos nos vendría bien una buena dosis de reflexión sobre los primeros pasos de nuestra vida. A los padres les ayudaría tener colgado en cualquier lugar de la casa esta inscripción: “Recuerda que también usted aprendió a ser hombre”. Así comprenderían mejor a sus hijos. A los profesores no les vendría mal tener escrita en la pizarra: Recuerde que también usted aprendió su carrera. Así resultaría mejor pedagogo.

A todos nos ayudaría pensar lo que fuimos antes de ser lo que somos, para comprender a los que serán mañana.

Redacción
 
;
Papa Francisco
Papa Francisco
Santa Eulalia
San Roque
 
 
 
;
 
Copyright © 2013 Parroquia Santa Eulalia de Arealonga (Vilagarcía de Arousa). Todos los derechos reservados